Archive for the Subculturas Urbanas Category

El olor de la Catedral

Posted in Mochileros, Subculturas Urbanas on 17 noviembre 2009 by rafademencia

Salir un miércoles en un autobús de línea para ver un partido en Bilbao y volver al día siguiente es el tipo de locura que jamás comprenderá alguien no aficionado al fútbol. Sinceramente, yo tampoco lo comprendo, pero el pasado miércoles 11 yo no me chupé cinco horas de bus para ver fútbol, lo hice para visitar el estadio de San Mamés, la Catedral.

Desde fuera desmerece un poco, con ese recubrimiento blanco que le hace parecer una fábrica más de la margen izquierda del Nervión, pero lo arregla la vista de este templo desde la calle Poza con el gigantesco escudo del Athletic presidiendo la entrada de la afición. Una afición, la bilbaína, de las más educadas y apasionadas que haya tenido el gusto de conocer. Cuando el Athletic se lo gana, el estadio no canta, ruge. San Mamés es un estadio de distribución elegante, al estilo de los viejos campos ingleses, con sus columnas y sus rincones.

A la Catedral se entra con humildad y respeto. Y no huele a incienso, como debiera un lugar santo. La humedad de la ría levanta hasta las gargantas el aroma de esta hierba centenaria y mítica.

Nuestro momento de gloria no presupuestado llegó con el empate que implicaba la clasificación para la siguiente ronda de nuestro Rayo Vallecano. San Mamés fue Vallecas durante los últimos minutos ensordecida por “la vida pirata” que 200 privilegiados entonábamos desde el córner.

El pasado miércoles el Rayito pasaba su eliminatoria mientras yo cumplía un sueño. El aroma del césped de la Catedral se quedará, para siempre, en mi memoria.

Anuncios

Cuando Harry (el Sucio) encontró a Rosa Díez

Posted in Subculturas Urbanas on 1 julio 2009 by rafademencia

el nazi y el chinitoEl cine simple es algo que pasa muy a menudo y hay que convivir con ello. Lo inaceptable son insultos a la inteligencia como el último trabajo de Clint Eastwood, un tipo al que yo le exijo mucho más. Una patochada digna de Disney que rezuma un etnocentrismo barato; de tienda de chinos, precisamente.

Y es que los buenos son taaaan buenos y los malos son taaaan malos. Y claro, los buenos son buenos porque son amiguitos del blanco y quieren ser como él. Los chinitos, taaaan tontos, que se postran, reverentes, ante el valor y los principios del blanco. ¿Cómo se come que un tipo que ha sido un animal fascista durante 50 años se ponga a comer rollitos de primavera con un grupo de octogenarias hmong? Y luego la escenita de Clint en un party adolescente que da ganas de salir de la sala. Las miradas con la niña mona de turno supongo que no pretenderían crear ningún tipo de tensión sexual, porque eso tiene un nombre y no es muy bonito.

Un protagonista creado en una coctelera mezclando la actitud de “Harry el sucio” con el arrepentido de “Sin Perdón”. Solo faltaba que se liara con la abuelita china de al lado para tener nuestra dosis de “Los puentes de Madison”.

Rosa DíezChistes racistas y sexistas a paladas, pretendiendo ser graciosos, normalizando lo chabacano y las peores actitudes inimaginables, como si fuera posible ser una persona digna de ese nombre despotricando constantemente contra todo lo diferente. Pero “this is Spain” y aquí llueve sobre mojado, ya se les había ocurrido a algunos que es posible ser un fascista repulsivo, cantando las glorias de la unidad de la patria y la defensa de la pobre y maltratada lengua imperial junto al buen rollito pseudo-progre (¡qué barato se ha puesto ser “progresista” en este país!) presentado todo en un envoltorio mediático bien diseñado con la cara de alguien que lo único que puede aportar de su currículo político es estar amenazada por ETA.

Gran Torino puede ser la película de cabecera de cualquier votante de UpyD; simple y previsible hasta el paroxismo, reaccionaria hasta la nausea pero con un logo fucsia y una payasa televisiva que les haga pensar que se puede ser un buen demócrata (¡qué barato se ha puesto ser “demócrata” en este país!) sin dejar de ser un cerdo nazi lleno de prejuicios. La alternativa a la nada resulta que es… más de nada, pero con otro envase. Si Torrente se presentara a las elecciones (adivino en las lista de qué partido) le recomendaría que empezara por ver esta peli.

Huir hacia delante

Posted in Subculturas Urbanas on 19 junio 2009 by rafademencia

1975. Franco entubado, en un último intento de aquellas élites por que la figura que les mantuvo en el poder aguantara el tiempo suficiente para dejarlo todo “atado y bien atado” De igual forma algunos intentan prolongar la vida de la especulación financiera o la burbujua inmobiliaria, para que no sea a ellos a los que les estalle en la cara, sino a los que vengan después, en un acto de responsabilidad que hace juego con el de sus predecesores detentadores del poder social, económico y político. Todo un resumen de los principios que mueven al sistema capitalista. Sálvese quien pueda. La cosa es que aquí, ahora, no va a quedar mucho que atar… bueno, a algunos no nos han dejado nunca ni los cordones puestos, ni para poder ahorcarnos con ellos, no fuera que creáramos alarma social.

cristiano-ronaldo2009. Si el arte imita a la naturaleza, el fútbol imita a la sociedad. El Real Madrid como ejemplo de lo más patético. En la empresa de desarrollar un estilo propio que pueda, a medio o largo plazo, suponer una alternativa a este divino Barça que estamos disfrutando, no existe un club en el mundo que tenga que currárselo tan poco para encontrar una filosofía en la que reconstruir su grandeza. Al Real Madrid con tirar de su historia le basta. Pero no, opta por seguir huyendo hacia adelante, por un modelo que lo ha llevado a la ruina deportiva y la miseria institucional. Opta por más de lo mismo, por el “ser superior” de recetas fracasadas (¿nadie se acuerda de cómo salió Florentino del Bernabeu?), por el talonario, el fichaje mediático, la primera del Marca y Ane Igartiburu. Por seguir tratando al socio blanco con ese paternalismo insultante que pretende convertirlos en niños caprichosos que se callan cuando les regalan el juguete de moda. Auguro unos años muy largos y muy caóticos para la parroquia blanca.

¿Y el fútbol? ¿Alguien se acuerda del fútbol? Bueno, del fútbol se está encargando este Barça, un equipo donde las estrellas y los nombres se diluyen para dar paso al grupo, a la solidaridad, a la responsabilidad de creer y construir un común, donde lo que importa es eso, el fútbol, cuando más hermoso, mejor.

Messi e Iniesta con la Copa de Europa

Las vendas en los ojos o las orejeras suelen no servir de mucho ante las evidencias. Los tiempos cambian, por muy traumático que le pueda resultar a algunos. Y del caos nacen esperanzas.

El tiempo dará o quitará razones… ¡Pero que no nos quite al Barça! ¡Ahora, no!

Berlín (II). Un héroe de la clase obrera

Posted in Mochileros, Rabias, Subculturas Urbanas on 27 mayo 2009 by rafademencia

Futbolín_Museo_DDREn el museo de la DDR hay un lugar destacado para un partido de fútbol que enfrentó, por única vez en la historia, a las selecciones nacionales de las dos Alemanias. Fue en 1974, en el marco de la fase final de la Copa del Mundo celebrada en la entonces República Federal Alemana. Ambos equipos se encontraron en la primera fase. Los occidentales contaban con un equipo temible en el que se alineaban mitos como Franz Beckenbauer, Sepp Maier, Paul Breitner o ‘Torpedo’ Müller. Los socialistas, con un combinado voluntarioso y lleno de talento consiguiron  una victoria contra Australia y un empate contra un gran Chile.

Alemania Federal 1974 Alemania Oriental 1974

Pero la ‘lucha de clases’ dramatizada en este tercer partido no cumplió con el guión previsto y los orientales, en un partido plagado de ocasiones para ambos equipos, se llevaron la victoria con el gol definitivo de Jürgen Sparwasser en el minuto 76 provocando el delirio en la República Democrática y, por extensión, en todo el segundo mundo.

El resumen del partido demuestra que la RFA no se dejó perder (como algunos sostienen) para evitar un cruze nada ventajoso en la segunda fase.

El deporte era (y es) considerado en los países que desarrollan una forma de producción socialista como un derecho del pueblo, algo que no puede ser profesionalizado y, así, alejado de las masas. Sparwasser se convirtió así en un efímero héroe para todo el bloque soviético. Pero no fue más que un espejismo.

Juregen_SparwasserEl equipo de Alemania Oriental no ganó ningún partido de la segunda fase, en un grupo temible con Holanda, Brasil y Argentina. Mientras, sus vecinos occidentales llegaron a una final que terminaron ganando injustamente a uno de los mejores equipos que haya visto la historia, la ‘Naranja Mecánica’ holandesa liderada por Johan Cruyff. Al acabar la final, la sentencia de Cruyff podría asumirse como epitafio en la tumba de esa forma de entender el socialismo derrotado años después: “No ganaron ellos, perdimos nosotros”.

En el mejor de los mundos

Posted in Interiores, Rabias, Subculturas Urbanas on 25 marzo 2009 by rafademencia

revolutionary_roadEn el mejor de los mundos, el mejor de los sistemas. Porque somos guapos y rubios y jóvenes. Tenemos una casa maravillosa en un suburbio de New York, dos maravillosos hijos, un trabajo estable y con posibilidades, un Cadillac con cromados y colores pastel y vecinos como nosotros, con los que compartir todas estas maravillas. Entonces… ¿Esto era la vida? ¿Esto era todo? Y nadie lo comprende pero tenemos que salir de aquí, de nosotros mismos, cuanto antes porque nos ahogamos. Entonces aparece el invitado de todos estos cuentos: el miedo. Y así, en nombre de la seguridad, de la madurez, de la responsabilidad, de la estabilidad y otros mil conceptos pervertidos, nuestros guapos y rubios amigos ceden a la náusea y acaban sucumbiendo en ella.

Porque no basta, no. No basta con los fines de semana, los puentes y las vacaciones. No basta con el ratito de por las noches ni con las vacaciones exóticas, ni con la colección de películas o el grupo de teatro. Y ni siquiera basta con los tranquilizantes, la cocaína, el whisky o los ansiolíticos. Que nos morimos, que nos ahogamos.

ensanche-vkMañana mismo, entre las 10 y las 12 de la mañana, un sexagenario que, por alguna extraña y cruel razón, pasa unos días en la casa de su hija, allá en el ensanche de Vallecas (o en las Tablas, o en las Rosas), paseará en chándal por calles sin rastro alguno de vida, masticando silencio y soledad y pensará por un momento si esto es lo que quería para su hija cuando la ayudó a hipotecarse; currar como una burra para encadenarse casi de por vida a unos cuantos ladrillos en medio de ningún sitio. Eso sí, en propiedad. Encienda la tele, señor mío, que Vd. no se merece esto.

Cosas que se me vinieron a la cabeza tras ver “Revolutionay Road”.

Mitos canallas del fútbol

Posted in Subculturas Urbanas on 11 marzo 2009 by rafademencia

Vinnie Jones

vinnieEl año que el Wimbledom subió a Premier tenían muy claro que, jugando al fútbol, no iban a llegar muy lejos. Vinnie comandaba una defensa que daba pánico en el sentido literal del término. Se hinchó a partir piernas y organizar tanganas a lo largo de toda su carrera y acabó haciendo cine como notable actor secundario, siempre en papeles de matón o facineroso (normal). En España tuvimos a Javi Navarro, pero no llegó a estos niveles de salvajismo.

Mágico González

magicoLlegar al vestuario borracho en el descanso de un partido contra el Barça, recuperarse a base de cubos de agua helada y acabar metiendo dos goles son el tipo de cosas que Cádiz recordará para siempre del jugador salvadoreño. Un genio con el balón en los pies, en el tiro de lejos y en hacer lo que le daba la real gana tanto dentro como fuera del campo. Se siguen vendiendo camisetas amarillas con su nombre y con el 11.

Tato Abadía

226983El antihéroe del futbolista metrosexual. El Tato tenía más pinta de tendero de barrio o de funcionario público que de ídolo moderno. La estética obrera en el balompié. Un currante no exento de calidad que fue la referencia de aquel Logroñés en Primera. Había que tener mucho oficio para jugar al fútbol en Las Gaunas. Al Tato le sobraba. Un tío admirable.

René Higuita

higuitaOtro completo tarado. Una de las banderas de la mejor Colombia de la historia, la que le cascó un 0-5 a Argentina en Monumental. En lo bueno, recordamos su parada del escorpión en un amistoso en Wembley ante Inglaterra (hay que tenerlos para hacer eso en Wembley, camarada). De lo malo, lo peor, el principio de su fin; el error ante Roger Milla en octavos del Mundial de EE UU y que significó la eliminación de Colombia. Se merecía un tiro mucho más Escobar.

Robbie Fowler

robbieAy, esa cabecita. Uno de los mayores talentos surgidos de la cantera de Anfield en los últimos años. Capaz de los regates más ratoneros, remates imparables y de encontrar huecos imposibles para aparecer detrás de la defensa. Nunca olvidaremos su camiseta de solidaridad con los estibadores del puerto de Liverpool en huelga, ni el día que se ‘esnifó’ la línea de fondo tras un gol ni cuando le insistió al árbitro en que se había tirado y que el penalty que pitó (y que, después, tiró a fallar) era falso. Una caja de sorpresas.

René Houseman

reneCon éste rompieron el molde. Delantero argentino en el peor sentido del término. Campéon del Mundo en el 78, de Houseman se cuentan mil y no se acaba. La mejor, para mí: René no se presenta a la reunión previa a un partido de Huracán (su club). El partido está a punto de comenzar y René no aparece. Técnicos y amigos recorren Buenos Aires buscando al jugador y, finalmente, lo encuentran en un suburbio, en una explanada donde de jugaban partidos con dinero de por medio. Y René Houseman, internacional absoluto, estaba… en el banquillo de los suplentes. Ángel Cappa, segundo entrenador de Independiente, se acerca y le pregunta: “René, ¿que hasés acá?” a lo que el delantero responde: “¿Qué querés que haga si el titular es un fenómeno?”. El tipo de personaje que uno siempre quisiera en su equipo.

Esperando a Papá Noel

Posted in Lavapiés, Rabias, Subculturas Urbanas on 14 noviembre 2008 by rafademencia

cartel_malayaYa es oficial. Desalojan el Malaya. Al muy honorable señor juez se la ha sudado el recurso y cualquier día de estos un centro social pasará a manos de la mafia de Marbella. Entramos en Malaya el día de mi cumpleaños y ahora pasamos las noches esperando que venga Papá Noel, disfrazado de GEO, con muchos amiguitos con el mismo disfraz, y que nos echen de nuestra casa.

En la fachada hemos puesto un contador con los días que llevamos de resistencia. Las noches son terribles y maravillosas. Yo paso miedo. Entre la 1 y las 6 es el peor momento, porque sabemos que han pedido autorización para desalojar por la noche. Cuesta dormirse y cuando lo consigues, te toca guardia y te ves en un ventana, pasando frío y pánico cada vez que se acerca una luz azul. Cualquier ruido (y hay muchos ruidos en el Palacio) te hace temer lo peor, lo que tiene que pasar tarde o temprano. Pero es que no sabemos lo que va a pasar y ese es el miedo. Podemos tener suerte, tener un mando medio civilizado, que acceda a hablar con los mediadores y podamos salir tranquilamente del edificio… camino de comisaría, claro. También pueden entrar y masacrarnos, detenernos a todos, meternos mil cargos, tenernos tres días en un calabozo, amenazarnos, torturarnos y utilizar todo lo que saben de nosotros para darnos un castigo “ejemplar”.

silla_malayaMientras tanto, aprovechamos las noches para conocernos, hablar, seguir construyendo mil sueños que tendrán que alojarse en otro sitio. Dormimos juntitos, sabiendo que es ese común el que nos hace fuertes, donde nos sabemos vivos. Las mañanas son lo mejor, vuelve la tranquilidad, nos hacemos el desayuno y celebramos estar allí otro día más. Y venga, a currar y hacer cositas.

Yo sueño con un milagro, que pase algo que de la vuelta a esta situación, con que la resistencia funciona y seguimos allí dentro.

Como contaba el tipo que se tiró de un tejado según pasaba por cada piso: “De momento, va bien”.

http://www.malaya49.org