Archive for the Lavapiés Category

Empieza bien la cosa

Posted in Lavapiés, Rabias on 19 enero 2010 by rafademencia

Dos buenas noticias para empezar el 2010. La asamblea de Malaya (renovada) volvió a okupar justo un año después de su desalojo y otra vez en los alrededores de Lavapiés. Su apuesta política sigue estando en el centro de Madrid, el “cogollo” de la especulación.

Un antiguo concesionario de coches cerca de la glorieta de Embajadores se ha convertido en el C.S.O.A. La Mácula, un lugar que, como la propia asamblea define, quiere ser exáctamente eso: una mancha, una mácula en el Madrid moderniqui, europeo, funcional, turístico y de diseño que nos quieren imponer y no, precisamente, para que lo disfrute el común.

Otra pequeña aldea gala desde donde coordinar y lanzar nuestra particular resistencia de vida y alegría en uno de los barrios más castigados por la ciudad-marca.


La segunda fue más divertida. Nos encontramos yendo a un entierro, concentrándonos en el 2 de mayo para despedir al Patio y hacer sentir a su gente menos sóla y nos encontramos en un bautizo; otra casita sola en la calle del Pez se llenaba de Patio. En la calle, casi mil personas celebrábamos este giro utópico de los acontecimientos. Mucho pían los puristas del ‘movimiento’ sobre el Patio pero fueron ellos, como ningún otro, los que hicieron realidad en sólo doce horas el muy coreado “Un desalojo, otra okupación”. Yotras dos frases que vienen a cuento: “Solo no puedes, con amigos sí” y “Si no hay Acuerdo, habrá Pez”.

Son sólo dos islitas más en esta ciudad-océano, cada vez más hostil y más inhabitable. Pero suficiente para que todos cojamos energía para seguir trabajando y resistiendo, creando, soñando y empoderándonos un poquito más. Ahora nos toca a todos llenar estos espacios de ideas y de sueños. Animaos, siempre vale la pena.

Resulta que, como cantan los ecuatorianos, va a ser que, cuando se hace bien, “sí, se puede”

Las fotos son del Centro de Medios

De cómo nos roban el barrio (y ni nos enteramos)

Posted in Lavapiés, Rabias on 30 septiembre 2009 by rafademencia

lavapiescamarasLa diferencia entre galerías comerciales, piazzas o atriums de los megacomplejos comerciales -y otros shopping malls edificados por iniciativa de la promoción privada- y las calles ‘peatonales’ y plazas ‘recalificadas’ bajo la égida de los poderes públicos tiende a esfumarse. En la práctica, el ciudadano queda reducido, la mayor parte del tiempo, al estatus de consumidor, excluyendo así a todos aquellos que, por falta de medios, no pueden aspirar a dicho estatus, y cuya presencia en estos lugares resultará, por lo tanto, incongruente. (…)

ojos que no venSin embargo, hubo un tiempo en que las avenidas, las plazas y los parques, eran percibidos y experimentados como espacios de convivencia entre grupos sociales. Ciertos espacios urbanos fueron concebidos como una especie de válvula de escape para que las tensiones entre las clases y las etnias pudieran atenuarse, para que unos y otros se relacionaran entre sí alrededor de actividades de ocio y gustos comunes, aunque no se mezclasen entre ellos. Actualmente, en cambio, “esta visión reformista de los espacios públicos como emolientes de la lucha de clases, incluso como fundamento de la polis, parece tan obsoleta como las panaceas keynesianas para el pleno empleo” (Mike Davis, 1997).

Con sus bibliotecas, mediatecas, museos, auditorios, palacios de congresos, comercios de alta gama y sus restaurantes diferentes, los barrios renovados o rehabilitados del centro son cada vez más selectivos y exclusivos. Frecuentados mayoritariamente por la alta y media burguesía, están vetados de facto, sino de jure, a las capas populares.

“Contra los territorios de poder”
Jean Pierre Garnier

mano_camarahttp://unbarriofeliz.wordpress.com/

Un artículo de DIAGONAL sobre el tema…

Los acostumbrados

Posted in Interiores, Lavapiés on 11 julio 2009 by rafademencia

Un poema que llegó hasta mí un 26 de marzo de 2009.

Callejón del viento2

sé que éramos
nosotros:
teníamos un solo pie
un solo brazo y abundante sangre
para dar a los muros
vida con sentido
sé que al tiempo que caminábamos
echábamos raíces
y el mismo aire
que avivaba nuestros pulmones
izaba la voz del mudo

hoy sé de todo lo perdido:
la cicatriz de la escisión
se abulta de rabia en el estómago
y cuanto más pienso
en mañana
más lamento vender mi cuerpo
a la mirada y a la costumbre
más me indigna
ser el tentáculo mil
de un pulpo planetario
que piensa que la sangre
con tinta entra

Sonia Bueno Gómez-Tejedor


sonia_amparo

vida con sentido

sé que al tiempo que caminábamos

echábamos

“No venimos en son de paz”

Posted in Lavapiés, Rabias on 28 noviembre 2008 by rafademencia

casetas2

Diciembre 2008. Planeta Tierra. Las plazas de las ciudades han sido invadidas por unos extraños seres en forma de casita de un extraño color marrón oxidado. Su gran número, su criterio a la hora de establecerse en lugares públicos y su repentina aparición no deja otra posibilidad que la invasión extraterrestre con el único fin de acabar con la vida en el planeta.

Aunque cabe la posibilidad de que la invasión, si no es alienígena, sí sea alienante.

casetas1La usurpación del espacio público y la normalización de la economía informal asociada a la artesanía y sus peculiares formas de producción son los primeros efectos de esta extraña colonización. Lo que antes vendían los hippies encima de una manta sin dar ni pedir explicaciones, ahora viene de empresas de piratería (importación-exportación, les dicen) que pagan al Ayuntamiento para homogeniezar un espacio del comercio donde no tenían hueco hasta ahora. De paso, se vuelve a prostituir el espacio público, el de todos, para el interés de unos cuantos pocos.

casetas3Y, ¡que curioso!, en navidad. Porque este año la crisis trae regalitos exóticos de todo a 100, fabricados por el mismo niño de Bangladesh sin vacunar, sin acceso a la educación ni al agua ni a más electricidad que la de la fábrica donde trabaja 14 horas a 30 céntimos de dólar la hora. Pero que el rítmo no pare, que hay que seguir dando vueltas a la rueda del consumo para que ese chavalito (y los ¾ de la población mundial) sigan en esa situación. Fiesta familiar para engordar al capital.

No era bastante con las plazas duras, de bancos anti-persona y cámaras grabando 24 horas “por su seguridad” (al loro, no por la tuya; por la suya), escenarios de redadas racistas y desfiles militares a caballo. Con parking debajo y extraterrestres encima.

Nos preguntamos: ¿quién sobra en el barrio? Sobra esto.

Esperando a Papá Noel

Posted in Lavapiés, Rabias, Subculturas Urbanas on 14 noviembre 2008 by rafademencia

cartel_malayaYa es oficial. Desalojan el Malaya. Al muy honorable señor juez se la ha sudado el recurso y cualquier día de estos un centro social pasará a manos de la mafia de Marbella. Entramos en Malaya el día de mi cumpleaños y ahora pasamos las noches esperando que venga Papá Noel, disfrazado de GEO, con muchos amiguitos con el mismo disfraz, y que nos echen de nuestra casa.

En la fachada hemos puesto un contador con los días que llevamos de resistencia. Las noches son terribles y maravillosas. Yo paso miedo. Entre la 1 y las 6 es el peor momento, porque sabemos que han pedido autorización para desalojar por la noche. Cuesta dormirse y cuando lo consigues, te toca guardia y te ves en un ventana, pasando frío y pánico cada vez que se acerca una luz azul. Cualquier ruido (y hay muchos ruidos en el Palacio) te hace temer lo peor, lo que tiene que pasar tarde o temprano. Pero es que no sabemos lo que va a pasar y ese es el miedo. Podemos tener suerte, tener un mando medio civilizado, que acceda a hablar con los mediadores y podamos salir tranquilamente del edificio… camino de comisaría, claro. También pueden entrar y masacrarnos, detenernos a todos, meternos mil cargos, tenernos tres días en un calabozo, amenazarnos, torturarnos y utilizar todo lo que saben de nosotros para darnos un castigo “ejemplar”.

silla_malayaMientras tanto, aprovechamos las noches para conocernos, hablar, seguir construyendo mil sueños que tendrán que alojarse en otro sitio. Dormimos juntitos, sabiendo que es ese común el que nos hace fuertes, donde nos sabemos vivos. Las mañanas son lo mejor, vuelve la tranquilidad, nos hacemos el desayuno y celebramos estar allí otro día más. Y venga, a currar y hacer cositas.

Yo sueño con un milagro, que pase algo que de la vuelta a esta situación, con que la resistencia funciona y seguimos allí dentro.

Como contaba el tipo que se tiró de un tejado según pasaba por cada piso: “De momento, va bien”.

http://www.malaya49.org

Policía, fuera de Lavapiés

Posted in Lavapiés, Rabias on 30 abril 2008 by rafademencia

El pasado miércoles, día 23 de abril, los habitantes de Lavapiés sufrimos otra redada de la policía. Lamentablemente, no es la primera ni será la última. Amparados en la más absoluta impunidad, decenas de funcionarios (y no exagero), tanto de uniforme como disfrazados de persona identificaron y retuvieron a buen número de ciudadanos del barrio con la única excusa del color de su piel, lo que a sus malditos ojos ya los convierte en potenciales delincuentes. Y tengamos en cuenta que esto, por sí, es ilegal.

Aparte de constatar la obviedad de que ningún ser humano es ni puede ser ilegal, no hay delito que pueda ser imputado a estas personas en caso de que no tuvieran los papeles en regla, pues esto sólo es una falta administrativa. Incluso el hecho de esta falta no hace más que visualizar una hipocresía criminal: cuán abiertas están nuestras empresas y nuestros bancos a los recursos y el capital que llega allende nuestras fronteras y cuan poco para los ciudadanos de esos lugares que son víctimas de la rapiña capitalista y a los que no se deja más opción que huir o morir.

Apostados en medio de la plaza, desvalidos ante su violencia, personas de todas la razas eran expuestas al escarnio público culpables de una debilidad inducida. Luces, sirenas, carreras y un despliegue de emergencia con el fin de criminalizar, a ojos de los buenos ciudadanos, a las víctimas de su sistema y sus leyes. También es una aviso para navegantes: “no escatimaremos esfuerzos para machacaros como saquéis los pies del tiesto”. Primero serán los inmigrantes, después los diferentes.

Cuatro furgonetas llenas de personas partieron rumbo al CIES de Aluche, una auténtica cárcel de condenados sin delito. Una prisión de diseño, pintadita en tono pastel, de verjas inacabables (en azulito) y parasoles cool en las ventanas para que no veamos ni las rejas ni lo que pasa dentro.

Estos maderos de civil, uniformados de Zara y H&M, podrían parecen personas normales, chicos jóvenes sin más preocupación que ellos mismos. Pero ya no lo son. Han sido convertidos en algo perverso, en esbirros de los mismos que les machacan, que les han convertido en asesinos y torturadores, que hacen el trabajo sucio del sistema con una pistola en el sobaco. Y nadie se lo ha pedido.

Basta de redadas. Basta de maderos en Lavapiés.

Las fotos son de Juan Carlos Rojas (Diagonal) y de Rompamos el Silencio

Sólo no puedes,…

Posted in Lavapiés, Rabias, Subculturas Urbanas on 2 abril 2008 by rafademencia

El mejor regalo de este cumpleaños me lo han hecho un grupo de chicos y chicas a los que casi no conozco, un puñado de gente enamorada de la vida y de la alegría de vivirla. Tampoco puedo olvidarme, no sería justo, de quien me llevó de la mano a vivir esta experiencia (otra más).

okupa_atocha3.jpgEn la madrugada del 26 al 27 de marzo okupamos el edificio abandonado de Atocha 49. Los datos sobre el operativo, las características del edificio y su situación son temás más que sabidos (para el que no, que busque aquí). Quizá son más importantes otros detalles más pequeños.

Por ejemplo, la tensión que había en la gente del colectivo para que todo saliera bien, cómo nos agradecían a los “fuimos a hacer bulto” nuestra participación. La alegría desbordada en sus caras una vez dentro, las luces de las linternas jugando con las sonrisas y los besos, la euforia contenida por guardar un silencio urgente.

Paseos oscuros por un verdadero cementerio, porque nada habrá más triste y más muerto que aquello que, pudiendo ser el centro de muchas vidas, se deja morir sólo. Ilusiones y sorpresas. Chimeneas y espejos y techos altísimos de decoración decimonónica. Todo en nuestras manos. Alerta permanente. Cien millones de ideas y proyectos en nuestras cabecitas. Para nosotros, todo.

En la azotea, Madrid entero era nuestro. Nos lo merecíamos, somos sus legítimos dueños.

También hubo un bocadillo de queso y siestas en hombros y piedras muy duras. Hubo ositos de gominola, sandwiches de atún con huevo y (grandes, sabios del Labo) café calentito y bollos por la mañana.

Una noche infernal entre el frío y un polvo blanco que se pegó a mi garganta durante dos días. Una noche abrazado a unas caderas amables con fondo musical de locomotora diesel mal engrasada.

okupa_atocha4_blog.jpgY llego la mañana y levantamos la voz. Pasaron turistas con el puño en alto, bocinas de currelas, sonrisas de odontología confidende, escolares en fila y un matrimonio con niño dando palmas. En las terrazas, se celebraba, se hacía el indio y se recogía lo que nos daban, que era (y va a ser) mucho más que fruta con mala puntería, café con leche en botellas de litro y prensa gratuita.

Algunos de ellos son muy, muy jóvenes (al menos desde mi perspectiva). Viéndolos, no siento ninguna envidia, sino una alegría y una admiración tremenda por todos. Se van a acostumbrar a ser libres, a tomar decisiones, a ser dueños de sus vidas desde muy pronto, y no creo que acepten, en adelante, otra forma de vivir ni de ser felices. Lo van a tener muy difícil para meterlos en el redil.

Sólo no puedes, con amigos sí.

Que suene, bien fuerte, la Alarma.

Las fotos son de Rompamos el Silencio.