Los acostumbrados

Un poema que llegó hasta mí un 26 de marzo de 2009.

Callejón del viento2

sé que éramos
nosotros:
teníamos un solo pie
un solo brazo y abundante sangre
para dar a los muros
vida con sentido
sé que al tiempo que caminábamos
echábamos raíces
y el mismo aire
que avivaba nuestros pulmones
izaba la voz del mudo

hoy sé de todo lo perdido:
la cicatriz de la escisión
se abulta de rabia en el estómago
y cuanto más pienso
en mañana
más lamento vender mi cuerpo
a la mirada y a la costumbre
más me indigna
ser el tentáculo mil
de un pulpo planetario
que piensa que la sangre
con tinta entra

Sonia Bueno Gómez-Tejedor


sonia_amparo

vida con sentido

sé que al tiempo que caminábamos

echábamos

Anuncios

Una respuesta to “Los acostumbrados”

  1. en el callejón del aire, la luz tiembla desasistida -entiendo su inseguridad, que enciende a tientas mi certeza

    Abrazos.s

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: